Ningún padre duda en someter a sus hijos a revisiones periódicas para asegurar su salud dental u oftalmológica. Y sin embargo nos olvidamos del buen funcionamiento de la columna vertebral y del sistema nervioso, que son la mejor garantía de que nuestros hijos disfruten de una buena salud.

La columna vertebral es la línea de vida del cuerpo. La médula espinal es un haz de miles de millones de fibras nerviosas que llegan a todas las partes del  organismo, enviando mensajes y energía desde el cerebro a todos los órganos para mantener la salud. Si esta circulación se interrumpe, si el nervio sufre daño a causa de una subluxación de las vértebras, los tejidos, glándulas y órganos registran un desequilibrio que si no se corrige llega a causar falta de salud.

El Quiropráctico detecta y corrige de forma segura y eficaz estas subluxaciones, devolviendo la máxima potencia a la capacidad innata del cuerpo a curarse a sí mismo. Con una columna sana, el médico interno está siempre de guardia. Las técnicas de ajuste quiroprácticas son modificadas para adaptarse al tamaño, peso y condición física del niño.

La primera subluxación

El proceso del nacimiento puede ser uno de los eventos más traumáticos de nuestra vida. Incluso en un parto natural la presión ejercida sobre el cuello del bebé puede suponer un mínimo de 20 kg, o en condiciones más agresivas para el feto (inducción, cesárea, fórceps, ventosa…) hasta de 50 kg… aparte de las rotaciones a las que se ve sometido en el proceso. Todo ello hace muy recomendable el chequeo quiropráctico de los recién nacidos para aliviar futuros problemas derivados de estas prácticas.

Caídas, golpes, crecimiento

La infancia es un período de gran desarrollo y grandes cambios físicos en donde caídas y heridas forman parte de un proceso normal. Vale la pena cuidar y atender esos micro traumas ya que las pequeñas desviaciones vertebrales, aunque indoloras, pueden provocar futuros problemas de columna o nerviosos que podrían haber sido evitados.

Sistema inmunológico

Los niños que reciben cuidados quiroprácticos regularmente presentan un incremento en la resistencia a enfermedades típicas de la infancia, como infecciones de oídos, catarros, cólicos y alergias, asma, ansiedad. Enferman menos y por tanto requieren menos medicación.

Hiperactividad

La existencia de subluxaciones cervicales puede crear problemas de neurotransmisión en niños, habiendo una relación directa con desórdenes de la concentración y problemas de hiperactividad en la infancia.

Escoliosis

La escoliosis es la curva lateral, anormal y progresiva de la columna vertebral. Puede ocurrir a cualquier edad, pero generalmente se desarrolla en mayor grado durante la adolescencia y es más común en las niñas. La escoliosis tiende a progresar mientras los huesos están aún desarrollándose, especialmente durante los estirones de crecimiento. La temprana detección puede significar que los problemas de alineamiento pueden frenarse antes de que la tendencia incorrecta se acentúe y estabilice. El cuidado quiropráctico es sumamente importante para mantener la columna vertebral flexible y el sistema nervioso libre de interferencias,
independientemente de la curvatura.

Mochilas

Millones de estudiantes corren al autobús del colegio con las mochilas sobrecargadas sobre un hombro. El mal uso de las mochilas puede causar daño en los niños. Hay que asegurarse que el peso de la mochila no sobrepase el 10% de su peso corporal. La posición de la mochila es importante. Una mochila que cuelga muy baja, provoca que tu hijo tenga que inclinarse hacia adelante cuando anda. Las tiras acolchadas y ajustables son importantes.

Muchos de los problemas que los Quiroprácticos ven en sus centros todos los días, son condiciones que podrían ser prevenidas tan sólo manteniendo la columna saludable desde una temprana edad. Hay 10 motivos fundamentales por los cuales los bebés y niños deben acudir al Quiropráctico.

  1. Es un cuidado seguro, natural y eficaz.
  2. Previene posibles problemas en el futuro.
  3. Fortalece la columna vertebral y previene la escoliosis o desviaciones de la columna.
  4. Aumenta la concentración en el estudio.
  5. Consigue y mantiene una mejor postura.
  6. Aumenta el funcionamiento de los nervios.
  7. Un niño más fuerte, saludable y feliz.
  8. Mejoras en el sueño.
  9. Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico.
  10. Mejora el comportamiento y la actitud.

 

No dudes de los beneficios de salud que puedes ofrecer a tus hijos y familiares.
Ofréceles la Quiropráctica. Si cuidamos de los pequeños de hoy estaremos
colaborando en crear un futuro con jóvenes y adultos más sanos.

Más información: www.icpa.com (asociación internacional de quiropráctica pediátrica)

-Leboyer, F Birth without vilence 1984 New York

-Van Breda, W.M., A comparative study of the health status of children raised under the health care models of chiropractic and allopathic medicine. Journal of chiropractic research, pp101-103. 1989

-Glesen, J.M., Center, D.B Leach, R.A., An evaluation of chiropractic manipulation as treatment of hyperactivity in children. Journal of manipulative and physiological therapeutics, October 1989

Ylikoski M, Peltonen J. Biological factors and predictability of bracing in adolescent idiopathic scoliosis. J Pediart Orthop 1989 680-683