La formación de los quiroprácticos es universitaria. La carrera se desarrolla en cinco años académicos.

Hoy en día existe la posibilidad de realizar la carrera de quiropráctica en España, tanto en universidades privadas como estatales. A su vez la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ) lleva años trabajando para dar a conocer la disciplina en nuestro país y conseguir la debida regulación legislativa del ejercicio de esta profesión, evitando así el intrusismo en una disciplina aún no muy conocida en España.