Es posible que después de los primeros ajustes, la persona tenga sensación de agujetas, somnolencia u otras manifestaciones del proceso de adaptación que se ha puesto en marcha. Estos síntomas tienen una duración máxima de 24-48h.